Pienso, luego existo Descartes

Sin embargo, a mí me ha gustado desde muy chiquito buscarle los dos pies al "piratapatapalo" y, tal vez por eso, le hice mis objeciones al tal Descartes cuando me enfrenté con él por primera vez, allá por los dorados años de COU (Curso de Orientación Universitaria). No llegué a decir con Pascal aquello de «Descartes, inútil e incierto» (Pensamientos, 78), pero en aquel tiempo me pareció más lógico darle la vuelta a la frase y anteponer el "existo" al "pienso" y, por tanto, concluir que "existo, luego pienso". Con el transcurrir de los años las cosas se han ido complicando, la experiencia con esos "bípedos sin plumas" que acompañan mi diario vivir se ha encargado de ir desmontándome las certezas juveniles: a pesar de su existencia… ¡qué poca gente utiliza la cabeza para pensar! En todo caso, esta ingente masa amorfa cuyo pensar brilla por su ausencia, queda mejor parada con mi lógica "cousística" que con la conclusión cartesiana: ¡al menos existen!… aunque no piensen. Sin embargo, Descartes no les concede la más mínima oportunidad de existir, ya que si no piensan...

Todo parece estar un poco liado, tal vez porque aún no se nos ha dicho lo que significa el hecho de existir y en qué consiste el acto de pensar. Con toda seguridad, el intento por clarificar estos términos nos conduciría a discusiones sin fin y sin forma. En todo caso, lo que sí es cierto —parafraseando el evangelio— es que no sólo de "pensamiento" vive el hombre, sino de todo "piazo" de pan que entra por su boca. (En esto, y no sólo en el genoma, nos asemejamos bastante a nuestros hermanos los sus scrofa o los sus vitattus).

sus

Pero vamos al grano —el pienso lo dejo para otra ocasión—. En la presente sección lo que se pretende es ofrecer una serie de reflexiones acerca del humor en general, y del humor gráfico en particular: ¿en qué consiste? ¿cuál es su finalidad? ¿de qué medios se sirve?… Desde ya quedas invitado, quedas invitada, a poner en marcha tus neuronas en esta dirección. Si el resultado, fruto de las múltiples reflexiones y "refracciones" acontecidas en tu masa gris, crees que vale la pena, lo e-nvías y se coloca por aquí.

Para empezar puedes echar un vistazo a los siguientes artículos que, aunque tienen sus añitos, conservan toda su jugosa riqueza:

Entrevista a William Davis

Humor, Comicidad, Risa

Del humor de la caricatura (I)

La sonrisa, como manifestación de la Inteligencia

La Creatividad, La Inteligencia y la sonrisa

Sentido del humor, valor en alza

Génesis del Humor Inteligente